Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Reflexiones’ Category

Ser Padre

Hay una cantidad de emociones, acciones y pensamientos nuevos cuando uno se convierte en Padre. Recuerdo el primer ano de vida de mi hijo, como el mas agitado y desgastante. Desvelos, preocupaciones , mil actividades nuevas todas dirigidas al delicado cuidado de un pequeño ser que depende exclusivamente de uno. Un giro completo no solo de actividades sino de prioridades en la vida, todas las demás cosas que eran importantes antes toman un segundo plano, hobbies, gustos y metas personales hasta el descanso mismo tienden a desaparecer de la agenda diaria. Toneladas de esfuerzo puro y genuino que son difíciles de ver pero que marcan un nuevo modo vivendis que se ven recompensados primero teniendo con la simple tranquilidad de su bienestar, luego con solo contemplar esos ojitos abiertos por primera vez, cuando esa mano diminuta sostiene firmemente la tuya haciéndote sentir que dependen enteramente de ti, luego los sonidos, las risas, sus grandes avances que te llenan de orgullo cuando ya gatea, o dice papá y/o mama, sus impulsos por caminar y solicitar lo que desea y su constante lucha por ser independiente.
Realmente ser Padre o Madre es una aventura llena de constantes y duros sacrificios acompañados de enormes y sencillas alegrías. Todo esto gracias a la llegada de una criatura que es en parte y esencia uno mismo
Pero te has preguntado si todo este mar de emociones, alegrías y congojas, si todos esos incansables y delicados cuidados también envargan el corazón de Dios el Padre…
Sabes la respuesta es SI… Y en una medida y una manera que escapa nuestra comprensión por que nuestro Padre es ” Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos” efesios 3:20
Nosotros nos equivocamos y fallamos pero nuestro Padre si es BUENO Mateo 7:versículo 9 ¿Qué hombre hay de vosotros, que si su hijo le pide pan, le dará una piedra? 10 ¿O si le pide un pescado, le dará una serpiente? 11 Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádiva s a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan?
Una cosa esta clara ser Padre o Madre despierta lo mejor de nuestra naturaleza humana y tenemos la enorme bendición de contar que el mejor Padre que se puede tener, solo queda una pregunta: somos buenos hijos para ese Padre Perfecto?

Anuncios

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: